Especialistas en mandarinas

No os imagináis toooodo lo que significa una simple mandarina. Somos muy conscientes de que nuestro producto es solo la parte que se ve y se degusta de nuestra empresa. Pero detrás de la ilusión de un joven emprendedor, con gran arraigo a la tradición agrícola vivida en su familia desde hace más de 40 años, hay muchísimos esfuerzos que hacen posible que nos estéis leyendo.

En mandarínate cultivamos el producto en nuestros campos, en la pedanía murciana de Cañada de Gallego, en Mazarrón. Nuestra situación estratégica y un microclima inigualable, ayudan a que consigamos la calidad que nos distingue.

Tras la recolección en el campo, manipulamos y envasamos el producto en nuestras propias instalaciones, cuidando hasta el más mínimo detalle durante todo el proceso para mantener un producto de categoría.

Por último, son nuestras oficinas las que gestionan y comercializan nuestras mandarinas allá donde sean reclamadas, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Como veis, todo queda en casa. Por eso podemos asegurar nuestra máxima: ‘mandarínate, del campo a tu mano’.